Este es uno de esos chiringuitos de playa en los que se te escapa el tiempo, está en un lugar precioso con unas vistas increíbles.
El local lo han modernizado y la verdad es que está chulo, la terraza un capricho…..
El personal es muy amable y simpático y crea buen rollo.

Acceder